En Morelia se generan diariamente sobre 750 toneladas de basura por sus habitantes, mientras en Uruapan se generan otras 350 toneladas más.

El servicio de recolección, tanto en Uruapan como Morelia lo brindan el Municipio con sus camiones y los particulares que trabajan por cooperación. Los operadores del camión por Cooperación cobran por su servicio, el Municipio lo hace de manera gratuita, pero es una costumbre también darle propina a los muchachos.

Después de que el camión se lleva la basura de tu casa y de muchas otras, se dirige directo y sin escalas hasta el tiradero municipal. Si no sabes dónde queda, es fácil que sigas el rastro de basura que a su paso dejan los camiones para que llegues a ese gigantesco espacio de tierra al aire libre, alejado de la cuidad, donde se hace una selección de los materiales que pueden ser comercializables. El resto, entre ellos todos los desperdicios orgánicos, permanecen durante muchos años, filtrando líquidos contaminantes en el suelo, que luego llegan a los mantos freáticos o se escurren al río Cupatitzio, que pasa a escaso un kilometro barranca abajo. A la vez, la basura acumulada emite gases de efecto invernadero, hasta la fracción orgánica se degradada. El resto de desechos orgánicos permanecerá allí por años y hasta siglos, com evidencia vergonzosa del mal manejo que es esta época dimos a los recursos.La cantidad de elementos nocivos que contienen los desechos, hacen que las plantas de la zona desaparezcan, convirtiendo al terreno en un lugar árido, cuyo polvo contaminado es acarreado por el aire, llegando a las comunidades cercanas y extendiendo así su huella contaminante.
Por si esto fuera poco, este sitio es nido de fauna nociva para el hombre, como las ratas y los insectos, que también son portadores de enfermedades.
Para reducir el impacto de la basura en el medio ambiente y la vida cotidiana, debes tener presente una regla muy importante:La basura es la suma de los desechos revueltos.Si los desechos permanecen separados y limpios, no son basura, son recursos que pueden regresar al ciclo económico al convertirse en nuevos productos mediante el reciclaje o generar más vida, al regenerarse, en el caso de los desechos orgánicos que se tratan adecuadamente.Pero reciclar no es la solución, es la última alternativa que debemos tomar si de cuidar a nuestro planeta se trata.
La estrategia de las 3 Rs sintetiza la filosofía más efectiva para reducir nuestra huella de basura: reducir, reutilizar y, como último: reciclar. En este esquema no cabe el llevar al basurero los desechos.

De los 86,343 millones de toneladas de basura que se produce en el país, sólo el 33 % se recicla.

Si bien reciclar y reutilizar son conceptos de gran utilidad, reducir la cantidad de basura que generamos es lo más importante de todo, tenemos que crear conciencia sobre las cosas que adquirimos, el uso que les daremos y cómo terminará su vida útil, responder estas interrogantes será de gran ayuda para disminuir la producción de basura y así poner nuestro granito de arena para salvar al mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>