¿Cómo afecta el senderismo al medio ambiente?

El senderismo es una actividad deportiva que consta en realizar caminatas en senderos y caminos señalizados. A diferencia del excursionismo, también llamado trekking, su dificultad no es alta. Básicamente, se trata de la unión del deporte y el turismo que se desarrolla en entornos naturales.

En los últimos años ha adquirido popularidad, pues además de ser un deporte al acceso de todos brinda un gran número de beneficios al organismo. El senderismo mejora la salud cardiovascular, reduce el colesterol malo, incrementa la energía y fuerza, tonifica la zona inferior del cuerpo y, además, incrementa la densidad ósea.

Lamentablemente, no todo son ventajas. El senderismo se desarrolla en entornos naturales que requieren de un máximo cuidado, sin embargo, muchos senderistas no respetan estos espacios ni siguen las reglas correspondientes. Debido a una serie de malas prácticas, el senderismo podría generar un impacto ambiental negativo en el medio natural.

¿Qué tipo de malas prácticas se desarrollan?

  • Dejar desperdicios en zonas de la montaña. La basura no solo crea contaminación visual y ambiental, sino que además pone en riesgo la vida de los animales de la zona que se alimentan de ella. A pesar de que recoger la basura es una regla de sentido común, muchas personas no siguen esta pauta. Por este motivo, hay medidas y leyes que regulan o prohíben totalmente la acampada libre en ciertos lugares.
  • Invadir el espacio personal de los animales. En el afán de hacer la ‘’foto perfecta’’, algunos senderistas invaden el espacio personal de los animales del lugar. Esto solo logra que el animal se asuste e intente huir. Es importante mantener la distancia de todo ser vivo del lugar.
  • Recolección indiscriminada. Una de las prácticas más populares es la recolección de setas. ¿Cuál es el problema? Al recoger grandes cantidades de setas, o cualquier otro fruto o planta, se interviene en la reproducción de las especies.
  • No respetar el sendero marcado. Realizar una ruta fuera del sendero marcado consigue que se creen más senderos alrededor, por lo tanto, crece menos hierba. Además, el hecho de que una gran cantidad de personas visite los senderos continuamente provoca que el terreno se erosione con el tiempo.

¿Cómo practicar senderismo responsablemente?

  • Es importante optar por recursos reutilizables y evitar el plástico en la medida posible.
  • Elegir zonas de sendero locales. De esta forma, minimizará la huella de carbono durante el desplazamiento.
  • No dejar rastro. Esta es una de las principales reglas al practicar senderismo. Es imprescindible asegurarnos que el lugar se deja tal y como se encontró, así se protege la sensación rústica y natural de los bosques.
  • Evitar los fuegos sin bordes ya que se propagan rápidamente con solo una chispa. De ser posible, es preferible evitar cualquier actividad que requiera de fuego.

Fuente: Ambientum